BENEFICIOS Y PROPIEDADES DE LA ALCACHOFA

La alcachofa es una planta originaria del norte de África y sur de Europa. Cultivada por los romanos. Su nombre significa palo de espinas en árabe antiguo. Fueron los árabes quienes la llevaron a España, en donde es cultivada en pequeñas cantidades para uso familiar. En Junin hay extensas áreas de alcachofas, de las cuales se están haciendo fideos, paté y otros productos de exportación.

La parte comestible de la planta de alcachofa o alcachofera es lo que comúnmente llamaríamos el centro de la flor, así como la base de los falsos pétalos. Tanto su sabor exquisito como sus propiedades curativas hicieron que los egipcios la incluyeran en su alimentación diaria, pasando luego a ser favorita de los romanos.

Beneficios y Propiedades de la alcachofa

  • Su contenido de ácidos orgánicos es muy importante para mantener sanas las vías urinarias y digestivas, entre otras que la hacen indicada para personas diabéticas.
  • Estimula el funcionamiento adecuado del hígado
  • Combate la ictericia: coloración amarilla de la piel y mucosas.
  • Estimula la secreción de bilis y desinflama la vesícula biliar.
  • Evita la acumulación de grasa en el organismo.
  • Evita la formación de gases, mejorando la digestión.
  • Protege las paredes intestinales, desintoxica el organismo.
  • Disminuye el nivel de ácido úrico en la sangre, es diurética.
  • Ideal para cólicos intestinales y estreñimiento
  • Reduce los noveles de colesterol y trigliceridos
  • Ayuda a reducir los noveles de glucosa en personas diabéticas.
  • Evita y combate el sobrepeso y la obesidad.
  • Ayuda en el tratamiento de la anemia mejorando los niveles de hemoglobina en la sangre.
  • Evita la boca amarga y la salivación espesa
  • Ayuda en el tratamiento de la gota e hiperuricemia.

Modo de Empleo

Su parte empleada es el fondo o brácteas, conocida como falsos pétalos:

  • La forma ideal de consumirla es en extracto previamente cocidas al vapor.
  • Como decocción: Es el método de extracción de los principios activos de una planta o de las partes medicinales. Para ello debemos hervir en agua a fuego lento la dosis indicada de raíces, tallos, hojas, cortezas o semillas. El tiempo puede variar entre 3 a 30 minutos, según su dureza. Es conveniente dejarla reposar un tiempo mínimo de 10 minutos para aprovechar sus cualidades.
  • Agua de decocción: Tomarla como agua de tiempo.
  • Papillas o puré de los corazones de alcachofa.

Precauciones

  • Es una planta de uso seguro en la forma de empleo recomendadas.

Otros TEMAS de interés:

descarga-1

Si te gustó la información no te olvides compartirla, para que muchas personas estén informadas al igual que tú y tengan mucha salud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here